¡Bienvenido!

INDUSTRIAS

Tecnologias

Sistemas de Inspección

//
imagen
imagen

ABATIDORES MULTIFRESH®

UNA PODEROSA HERRAMIENTA DE APOYO EN LA SEGURIDAD ALIMENTARIA.

En el mundo de la producción industrial de comida, la seguridad alimentaria es vital. Según el Codex Alimentarius, los alimentos deben ser seguros para la salud cuando se preparan y consumen correctamente. Los operadores del sector son responsables de esto, asegurando prácticas higiénicas y almacenamiento adecuado. Las normas HACCP y los equipos IRINOX, como el abatidor MultiFresh®, son herramientas para gestionar la seguridad de los alimentos, minimizando riesgos y garantizando frescura y sabor.

En el mundo de la fabricación de comida a gran escala, la seguridad alimentaria es un pilar fundamental. De acuerdo con la definición del Codex Alimentarius, la seguridad alimentaria implica que los alimentos, cuando se preparan y/o consumen según el uso previsto, no dañan la salud. Esto depende en gran medida de las prácticas adoptadas por los operadores del sector, quienes tienen la responsabilidad de garantizar la seguridad y la higiene de los alimentos que preparan para sus clientes.

Un aspecto determinante para garantizar la seguridad alimentaria es el correcto almacenamiento de los insumos y los alimentos, tanto antes como después de su preparación. De esta forma, los insumos deben mantenerse a temperaturas seguras para evitar la proliferación de bacterias, mientras que los alimentos preparados deben refrigerarse adecuadamente para preservar su frescura y calidad. Ante esto, las normas HACCP (Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control) son una herramienta indispensable, ya que permiten identificar y gestionar eficientemente los posibles peligros alimentarios a través de un análisis cuidadoso de los riesgos y un control preciso de los puntos.

MANEJO DE LA TEMPERATURA DE LOS ALIMENTOS.

El manejo adecuado de la temperatura de los alimentos es vital para prevenir el crecimiento de bacterias patógenas. Los alimentos perecederos como la carne, el pescado, lácteos y huevos deben almacenarse y cocinarse a temperaturas controladas, evitando la permanencia en la denominada «zona de peligro». Esta zona se sitúa entre 5°C y 60°C, temperatura en la cual las bacterias pueden multiplicarse rápidamente, por esto, es fundamental mantener los alimentos fuera de este rango y así reducir el riesgo de contaminación. Para evitar el crecimiento bacteriano, los alimentos deben almacenarse a temperaturas de refrigeración inferiores a 5°C y congelación inferiores a -18°C. En el caso de los alimentos calientes deben enfriarse rápidamente a una temperatura segura, por debajo de 5°C, y almacenarse en cámaras refrigeradas.

Para lograr llegar a las temperaturas mencionadas, en la industria, los equipos IRINOX son una excelente opción para la gestión profesional de la temperatura de los alimentos, cumpliendo con las normas HACCP. Esta empresa se especializa en la producción de abatidores que garantizan la seguridad alimentaria en la producción masiva de alimentos. Un ejemplo es el abatidor MultiFresh®, que está diseñado para bajar rápidamente la temperatura de los alimentos, minimizando el tiempo en la «zona de peligro», logrando congelar productos como hamburguesas desde 5°C hasta -18°C, en solo 27 minutos, manteniendo su calidad intacta. Además, permite reducir sustantivamente el tiempo de descongelación de diversos insumos.

Las unidades IRINOX también permiten descargar rápidamente informes HACCP, facilitando el seguimiento y la trazabilidad de las operaciones de seguridad alimentaria. Esto garantiza el cumplimiento de los estándares HACCP y posibilita preserva la frescura, textura y sabor de los alimentos.

De esta manera, utilizar equipos IRINOX para el control de la temperatura de los alimentos es una herramienta que se complementa con la normativa HACCP, ofreciendo garantía de calidad y seguridad alimentaria.

imagen

Descubre la tecnología desarrollada por IRINOX y su aplicación en el cuidado de alimentos por medio de sus abatidores.